Beneficios del Sauna

ELIMINA PATÓGENOS

En un mundo sin antibióticos ni conocimientos de esterilización, las saunas ofrecían un refugio natural contra las bacterias. En Rusia y Finlandia muchas mujeres daban a luz en las saunas.

No sólo elimina los patógenos del entorno, nos ayuda a combatir los que ya nos han invadido.

De hecho, elevar la temperatura es una defensa natural del cuerpo. La fiebre no es un efecto colateral de la enfermedad, es su cura.

Nuestra obsesión con usar medicamentos para bajar la fiebre es equivocada y puede ser contraproducente. Salvo casos extremos (fiebres muy elevadas) es mejor no interferir en nuestros mecanismos naturales de curación.

La sauna puede proteger por ejemplo de los resfriados, producidos por infecciones leves.

MEJORA EL DESEMPEÑO AERÓBICO

Elevar la temperatura corporal de manera temporal no es solo bueno para la salud general, también para tu rendimiento deportivo. Una forma de lograrlo es entrenando con temperaturas elevadas, la otra es con la sauna.

La sauna produce múltiples adaptaciones fisiológicas que benefician el rendimiento aeróbico:

  • Mejora la termorregulación. Al disipar mejor el calor posponemos la fatiga que produce.
  • Aumenta el riego sanguíneo, el número de glóbulos rojos y el volumen plasmático. Más volumen plasmático facilita también la disipación de calor y reduce la frecuencia cardíaca durante el entrenamiento.
  • Aumenta la biogénesis mitocondrial. Con más mitocondrias podrás producir más energía.
  • Favorece la conservación de glucógeno muscular, priorizando el uso de grasa como energía y postergando la fatiga.

Esta revisión sistemática analiza los beneficios de la aclimatación al calor en el rendimiento aeróbico, y propone algún mecanismo adicional, como el aumento del umbral anaeróbico.

Un par de ejemplos:

  • Dos sesiones semanales de sauna (30 min) mejoran un 32% el tiempo de carrera hasta la fatiga en solo tres semanas.
  • Cinco sesiones seguidas de sauna reducen el tiempo en una carrera de 2 Km.
AYUDA A GANAR MÚSCULO

Nuestro cuerpo está constantemente sintetizando y degradando proteína. La ganancia muscular será la diferencia entre la síntesis y la degradación. Los factores principales que influyen en esta ecuación son el entrenamiento de fuerza y la alimentación (especialmente la ingesta de proteína), pero el calor puede ayudar.

El sauna no aumenta la síntesis de proteína, pero limita su degradación, resultando en mayor hipertrofia total. Los investigadores mencionan varios mecanismos, pero hay dos principales:

  • Dispara la hormona de crecimiento, con estudios que reflejan aumentos desde 140% hasta 1600%, dependiendo de la duración, temperatura, acumulación de sesiones… Además, hay un efecto sinérgico con el entrenamiento. Entrenamiento + sauna = mayor elevación.
  • Libera proteínas de choque térmico, que reducen la pérdida de masa muscular al atenuar el estrés oxidativo y reducir la degradación de proteínas.

Si una lesión te impide entrenar, el sauna ayuda a reducir la pérdida de masa muscular.

Translate »